Héctor Cruz. Volviendo al principio.

    • dsc 2268
    • dsc 2268

www.hectorcruzgarcia.com

Entrevistar a un artista nunca es fácil pues se corre el riesgo de caer en ciertos lugares comunes. Preguntarle sobre su técnica o las cosas que le proporcionan inspiración puede ser la salida más fácil y natural para entablar una conversación. Sin embargo, cuando se tiene la fortuna de hablar con un artista cuya carrera ya recorre los 50 años, hay tantas cosas de qué hablar que las preguntas más obvias se diluyen en un mar de enseñanzas.

El maestro Héctor Cruz es un artista con más de medio siglo en la pintura. Nacido en 1932, este pintor es actualmente uno de los pocos artistas que han vivido la época de oro de la pintura mexicana y siguen en el trabajo plástico para enfrentarse ante los nuevos retos de la época actual.

Héctor Cruz no es un artista de teoría como los que abundan hoy en día. Estudió, casi por un golpe de suerte en La Esmeralda  y su trayectoria docente lo llevó a impartir clases en la Academia de San Carlos. Él mismo declara que se trata de un artista de otra época: “Las cosas ya no son como antes. Hoy en día los artistas se llaman así porque tienen estudios o doctorados en Historia del Arte u otras asignaturas, pero han perdido lo que es realmente importante en un pintor: el oficio. Pocos creadores actuales saben cómo preparar una tela, estirar un lienzo o hacer sus propios colores; muy pocos quieren ensuciarse las manos”.

Una de las cosas más interesantes de la conversación con Héctor Cruz no es solo la oportunidad de poder hablar con un protagonista del arte mexicano que ha transitado del muralismo a los postulados de la escuela mexicana y más recientemente, a un paisajismo de ensueño; conversar con él es poder entender a un pintor que observa al oficio desde muchas aristas.

Héctor Cruz, además de ser pintor, ha sido gestor cultural y actor principal en las asociaciones más importantes en el mundo de la plástica mexicana. En su trayectoria gremial, fue Presidente de la Sociedad Mexicana de Artes Plásticas SOMART durante dos períodos. Además, fue fundador y presidente del Consejo Mundial de Artistas Plásticos, COMAP. Él recuerda estos esfuerzos como un trabajo de gran compromiso al decir que “Fueron experiencias muy importantes, lo que quería era acercarme a los pintores en sus necesidades. Nadie conoce las exigencias de un pintor mejor que él, en tanto promoción de su trabajo y apoyos gubernamentales”.

El maestro recuerda, entre su remembranza de estas actividades, la gran labor que se hizo al frente de aquellas instituciones, “Teníamos reuniones con los diputados y con el presidente. Éramos creadores acercándonos al gobierno. Actualmente hacen falta muchos apoyos, que sí hay, pero no son suficientes o no se reparten a las personas que realmente las necesitan” y es que como el mismo Héctor Cruz dice, “El Estado debe estar a la altura de sus artistas”, aspecto en el que nos falta mucho por hacer.

Héctor Cruz, siempre está rodeado de inspiración, poder conversar con él en su casa/estudio es un agasajo que no todos los días es posible disfrutar. Habitando en una casa que engaña y parece estar lejos de la abrumante ciudad, encuentra mucha inspiración para su trabajo.

Uno de los proyectos más recientes es parte de lo que será mostrado en la exposición que actualmente se encuentra abierta al público en el Museo de Arte Moderno del Centro Cultural Mexiquense de la ciudad de Toluca, Estado de México. En estos cuadros, Cruz muestra una particular interpretación del paisaje: es como despertar de un sueño profundo y así, un poco dormidos, admirar a la naturaleza en sus formas más básicas: luz, colores y texturas.

El pintor nos comentó: “He estado haciendo una nueva exploración de la mirada en estos cuadros. En éste, por ejemplo -señalando un hermoso cuadro crepuscular de tonos rosados- quise captar el momento en que mi esposa y yo viajábamos en carretera y el sol se estaba poniendo. Fue precioso. Esto es lo que pinto porque es lo que me rodea y lo que me impacta, es como volver al principio de todo: la naturaleza y lo impresionante que puede ser la contemplación de un paisaje”.

La exposición de Héctor Cruz también incluye una selección de su obra muralista más importante así como la cartelería que sirve de archivo a la memoria para recordar las exhibiciones y eventos gremiales de los que ha formado parte.

“Presencia”, título de la muestra, se presenta en el marco del 25 Aniversario del Museo de Arte Moderno del Centro Cultural Mexiquense e incluye a cuatro grandes artistas de la pintura mexiquense: Leopoldo Flores, Luis Nishizawa, Ignacio Barrios y el propio Héctor Cruz.

Ver el trabajo de uno de los pintores más importantes de la plástica mexicana pero, sobre todo, ser testigos de la expresión pictórica de un gran ser humano, es una oportunidad que no puede desperdiciarse. El Museo de Arte Moderno del Centro Cultural Mexiquense  se localiza en el Boulevard Jesús Reyes Heroles no. 302, Delegación Buenaventura Toluca, Estado de México. RIP recomienda. 

    • dsc 2214
    • dsc 2214
    • dsc 2216
    • dsc 2216
    • dsc 2254
    • dsc 2254
    • dsc 2260
    • dsc 2260
    • dsc 2281
    • dsc 2281
Share |