Algo muy hermoso

    • ojos nocturnos
    • ojos nocturnos

Algo muy hermoso

La Santa Realidad 2-1 Liverpool. Jornada 4


El que a como dé lugar quiere ser el 10 y el que a como dé lugar quiere mandar.  

Al que no le importa salir de cambio y el que para cambiar su posición busca intrigar.

El que siempre hace una de más y el que es incapaz de gritar.

El que evade la confrontación y que nunca llega a tiempo.

En la Santa Realidad, cada semana, desfilan múltiples personalidades futboleras.

El adorable y el nefasto. El competitivo y el risueño. El amoroso y el serio. El hábil y el mañoso. El duro y el elástico. El infatigable y el lento. El flemático y el apasionado. El contundente y el impredecible. El correoso y el técnico. El dubitativo y el seguro. El grosero y el pulcro. El sereno y el rabioso. El alacrán y el zorro.

En la Santa Realidad, cada semana, en el entorno del balón se relacionan hombres a través de sus cuerpos. Y entonces surgen nuevos misterios relacionados con la naturaleza humana.

El que manipula a los demás para conseguir sus propios fines y el que persuade para que parezcan aciertos sus errores.

El que va a jugar con el anhelo secreto de que termine el partido para poderse ir a beber mezcal y el que conspira en lo oculto para clavarle al entrenador por la espalda un puñal . 

La Santa Realidad es un experimento social que pone a prueba la amistad y la tolerancia. El ingenio y la mentira. El deporte y el deseo. La competencia y el riesgo. La voluntad y la disciplina. La resignación y el compromiso. La integración y el miedo. La aspereza y la otredad. La traición y el sacrificio.

En la Santa Realidad, los viernes por la noche, comparten escudo hombres que en otros contextos podrían ser enemigos.

Y eso ꟷla hermandad de los contrariosꟷ es algo muy hermoso: es futbol. 

Share |